Primera Palabra:

 
"PADRE PERDONALES PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN"
(Lc. 23:34)
La humanidad entera representada por los personajes allí presentes se ensañan contra Él. “Me dejaras solo” había dicho Jesús a sus discípulos y ahora está mas solo entre el Cielo y la tierra…Se le negó incluso el consuelo de morir con un poco de dignidad. Jesús no solo perdona, sino que pide el perdón de su Padre para los que han gritado que lo crucifiquen…a Él, que es la dulzura y la paz; y no solo pide el perdón para los que lo crucificaron sino también para todos nosotros, para todos los que con nuestros pecados somos el origen de su condena y crucifixión.  Jesús sumergió en su oración todas nuestras traiciones.  Pide perdón porque el amor todo lo excusa, todo lo soporta, todo lo alcanza… Señor y Dios mío, que por mi amor agonizaste en la cruz para pagar con tu sacrificio la deuda de mis pecados, y abriste tus divinos labios para alcanzarme el perdón de la divina justicia: ten misericordia de estos pobres mortales. Haz Señor que me compadezca del que sufre y de aquellos que están más necesitados de socorro espiritual. Que por los méritos de tu preciosísima Sangre derramada para mi salvación, sienta un dolor intenso de mis pecados y que me abandone  en el regazo de tu infinita misericordia.  
 
Señor pequé, Ten piedad y misericordia de mí.